14 marzo 2011

Suena el silbato de vapor - 13



No sé cómo
de pronto llega
saltan las astillas de mi momento
y ya...

ya estoy inmerso
en mi profundidad
me sumerjo
y sobre mí ese peso
del instante denso
que lentamente cae
dividido en mil instantes
y se clavan como barrotes
cortina a cortina
muy hondo e intenso
y me hacen preso

Y me vuelvo lámina
reclamo del viento
se concentra mi sustancia
en miles de planos me voy laminando

Todo se reduce a nada
mis rocas se hacen piedras
y éstas, blanda tierra
y ahora arena
acabo en agua que fluye...
fluyo!

Y termino en nada

Nada

Y se desangra el tiempo

Y sólo queda derramar lo que me brota
al abrigo de mi mar
que es este amor
este silencio

[Pintura: Juan Manuel Seisdedos]

2 comentarios:

mafalda dijo...

Ha vuelto a ocurrir... Me he perdido en tus Palabras, en tu tiempo desangrado, en tus prisiones de las que escapas fluyendo para desembocar en la Nada y derramarte amando entre silencios.
He oido el silbato y me he vuelto a perder entre el vapor que emanan tus Palabras...
Trece besos y una flor

Víctor dijo...

Romper el bloque, lo sólido, lo frágil, hacerse añicos hasta ser cantos rodados, ser un río sangre que corre, romper en gotas en las cataratas y ser agua en la desembocadura del mar y fluir de nuevo.

El silbido es el sonido del fluir del viento.

Gracias por compartirte, amiga.
Que fluya este abrazo ;)