29 octubre 2012

Proyecto MG - 6

Fase de reforma de fachada.

Estado anterior a la reforma de la fachada: enfoscado y pintado, con el consecuente deterioro e irregularidades de más de 25 años rascando y pintando.



Proyecto de reforma:
Saneado de fachadas y nuevo revestimiento compuesto por enfoscado de cemento (con malla de fibra de vidrio como refuerzo ante las fisuras por movimientos térmicos), revestimiento cerámico y monocapa (con aplicación de impermeabilizante hidrófugo para evitar manchas).

Fachada norte:









Estado actual de las obras en fachada norte a falta de la colocación de la albardilla de cubierta, alféizares de ventanas (realizados en chapa de acero galvanizado) y ejecución de juntas.

Fachada oeste, principal:

















Estado actual de las obras en fachada oeste, principal, a falta de la colocación de la albardilla de cubierta, alféizares de ventanas (realizados en chapa de acero galvanizado) y ejecución de juntas.

En el porche de servicio, además del saneado de paramentos verticales y horizontales (techo), se ha realizado una redistribución eléctrica y de fontanería para un nuevo termo de agua con vistas a la futura instalación de placas solares en cubierta.

Y los cíclopes se miran



Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

['Toco tu boca', capítulo 7 del libro 'Rayuela', de Julio Cortázar]

[Imagen: portada del album 'The division bell', de Pink Floyd]

03 octubre 2012

Recetas

¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras
me dirás que te amo? Esto es urgente
porque la eternidad se nos acaba...

[...]

Espero curarme de ti en unos días.
Debo dejar de fumarte
de beberte
de pensarte.
Es posible siguiendo las prescripciones
de la moral en turno.
Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana?
No es mucho, ni es poco, es bastante.

En una semana se pueden reunir todas las palabras de amor
que se han pronunciado sobre la tierra
y se les puede prender fuego.
Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado.
Y también el silencio.
Porque las mejores palabras del amor están
entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama.
(Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo:
"qué calor hace", "dame agua", "¿sabes manejar?,"se hizo de noche"...
Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías,
te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".)

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo.
Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras:
guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura.
No sirve, es cierto.

Sólo quiero una semana para entender las cosas.
Porque esto es muy parecido
a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

[Jaime Sabines]

26 septiembre 2012

Sobreviven

tu piel
fresco verde escocés
adormecido en la bruma

a los timbres indigestos
a las miradas que asfaltan paisajes
a los baños fríos de paredes y techos
a los tenderos que ahorcan al sol la despensa de bondades

y mis manos
hidroaviones sedientos

04 septiembre 2012

Cuatro que se eleva infinitamente a la cuarta

y sueño como un Dios
que actúa como un esclavo
que piensa como un sabio
que siente como un mendigo

y sueño como un mendigo
que actúa como un Dios
que piensa como un esclavo
que siente como un sabio

y sueño como un sabio
que actúa como un mendigo
que piensa como un Dios
que siente como un esclavo

y sueño como un esclavo
que actúa como un sabio
que piensa como un mendigo
que siente como un Dios

19 junio 2012

Cree en lo que creas

Sentir el peso de un silencio, de una mirada
de la inabarcable mentira del nunca y del siempre
o del roce de un beso
puede ser tan bello como hiriente

responsable
nada es eterno
hazte presente

Las sombras no saben del amor

Decias que todos sabian la respuesta
tratabas de esconderte
y no hallabas la respuesta
cruzando los mares de la luz
el sol en la cabeza

Clavas los demonios con estacas de madera
pagabas tus ofrendas con licores de cereza
la sombras no entienden de tristeza
no saben del amor

Juntas ideas que pueden explicar las cosas
casi consigues contar alguna historia sobre ti

Ciertas respuestas parecen alejarse siempre
algunas preguntas sólo hay que saber hacerlas bien
Sólo hay que saber hacerlas bien

Ciertas respuestas parecen alejarse siempre
algunas preguntas sólo hay que saber hacerlas bien

Montones de nubes limpiando las mareas
tus ojos perdiendo la vista y la paciencia
flotando tu pelo en mi memoria
y el cielo en mi bragueta

[Piratas - Respuestas]

14 junio 2012

Carta a los jóvenes, de Carlos Slim

[...]

La fortaleza y el equilibrio emocional están en la vida interior y en evitar aquellos sentimientos que corroen el alma, tales como la envidia, los celos, la soberbia, la lujuria, el egoísmo, la venganza, la avaricia, la pereza, y son veneno que se ingiere poco a poco.

Cuando den, no esperen recibir. “Queda aroma en la mano que da rosas”, dice un proverbio chino. No permitan que sentimientos y emociones negativas dominen su ánimo. El daño emocional no viene de terceros, se fragua y desarrolla en nosotros mismos.

No confundan los valores ni menosprecien sus principios. El camino de la vida es muy largo, pero se transita muy rápido. Vivan el presente intensa y plenamente, que el pasado no sea un lastre, que el futuro sea un estímulo. Cada quien forja su destino y puede influir sobre la realidad. No la ignoren.

Vivan con sentimientos y emociones positivas como el amor, la amistad, la lealtad, el valor, la alegría, el buen humor, el entusiasmo, la paz, la serenidad, la paciencia, la confianza, la tolerancia, la prudencia y la responsabilidad. Los opuestos que no invadan el alma, que duren poco en su ánimo, no los dejen alojarse, aléjenlos. Muchas veces cometerán errores, es usual y humano, traten siempre que sean menores, acéptenlos, corríjanlos y olvídenlos. No se obsesionen por ellos, el cielo y el infierno están en nosotros. Lo que más vale en la vida no cuesta y cuesta mucho: el amor, la amistad, la naturaleza y lo que sobre ella ha logrado el hombre de formas, colores, sonidos, olores que percibimos con nuestros sentidos, sólo puede ser apreciado cuando estamos anímicamente despiertos.

Vivan sin miedos y sin culpas; los miedos son los peores sentimientos del hombre, lo debilitan, lo inhiben a la acción y lo deprimen, y las culpas son un lastre enorme en nuestro pensar, al actuar y en la vida. Hacen difícil el presente y obstruyen el futuro. Para combatirlos, seamos sensatos y aceptémonos como somos, con nuestras realidades, nuestros méritos y nuestras penas.

La ocupación desplaza a la preocupación y los problemas, al enfrentarlos, desaparecen. Así, los problemas deben hacernos cada vez más fuertes. De los fracasos, aprender y los éxitos deben ser estímulos callados. Actúen siempre conforme les dicte su conciencia, pues a ésta nunca se le engaña. Los miedos y las culpas, entonces serán mínimos. No se encierren, ni arruinen su vida, vívanla con la inteligencia, el alma y los sentidos despiertos y alertas; conozcan sus manifestaciones y edúquense para apreciarla y disfrutarla.

El trabajo bien hecho no es sólo una responsabilidad consigo mismos y con la sociedad, es también una necesidad emocional.

Al final nos vamos sin nada, sólo dejamos nuestras obras, familia, amigos y, quizá, una positiva influencia, por lo que en ellos hayamos sembrado.

Con mis mejores deseos,
Ing. Carlos Slim Helú.

Click aquí para saber quién es Carlos Slim Helú

Grabando mi nombre en una bala - 126

No llega antes el que va más rápido sino el que sabe a dónde va.
[Séneca]

08 junio 2012

Por las calles con un cuchillo verde

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas mojadas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos,
aterido, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

[Pablo Neruda - Walking around]

04 junio 2012

El aroma y la memoria

Todas las habitaciones y estancias del hotel Uma, en el reino budista de Bután, olían a una mezcla de eucalipto, geranio y pipermín. Al abandonar el hotel cada huésped era obsequiado con un pequeño frasco de aceite con ese aroma peculiar para que acompañara al viajero en su memoria. Ese aceite dorado me lleva ahora a los días vividos en aquel país de la felicidad, en un valle del Himalaya, donde en las cunetas y en los prados crece espontáneamente la marihuana, que devoran las cabras, las vacas y los cerdos. Aunque en Bután está prohibido fumar, basta con tomarte un filete para ascender a la cima de la nieve más alta sin abandonar la hamaca. Creía que regalar el aroma del hotel a los huéspedes en su despedida como la llave de un recuerdo feliz, era una cota espiritual de aquellas almas budistas tan delicadas, pero, al parecer, ese método de captación por el olfato ha sido incorporado también por las empresas capitalistas más evolucionadas cuyas oficinas, despachos y salas de juntas se hallan impregnadas de un olor propio, muy sensitivo, que acompaña siempre a sus ejecutivos y empleados, donde quiera que se hallen, y les obliga a reaccionar con el reflejo del perro de Pavlov. Ese aroma les servirá siempre de acicate para rendir más. Hasta las cumbres incontaminadas del reino de Bután, pobladas de monjes color sangre que desfilaban ronroneando y tocando las esquilas bajo los abetos, no llegaba el verdadero hedor de la humanidad. En Katmandú olían a carne quemada las escalinatas del río Bagmati, donde ardían los cadáveres ante los saltos mortales que daban los monos sobre las piras. Más abajo en Calcuta se extendía la vida a ras de la muerte. La resistencia de la gente ante el dolor; la sorpresa de sentirse vivos al final del día; la travesía de la noche como una conquista expandían un olor fermentado. Ciertamente nuestro país no despide el aroma a eucalipto, a geranio y a pipermín de aquel valle del Himalaya. Entre los recuerdos sensoriales que se trae uno de aquel viaje, el hedor escalfado que arrastraba la corriente del Ganges, es el más apropiado para explicar la tragedia económica de empresas y bancos quebrados, la corrupción e idiotez política que preside nuestra desesperación ante un horizonte cerrado.

[Manuel Vicent - El olfato]

03 junio 2012

Querido diario

Me agarra por la cintura sin pedirme permiso
y no me quejo
agradezco su empuje acompasando mis pies a los suyos
soltando los músculos me acuesto sobre su aliento
y nos deslizamos por mis rincones
charcos, cuadernos, ventanas



imparable como el último vagón del día
como quien fotografía cadáveres en la periferia
como el que apura sus horas antes de la ejecución

pretende mostrarme todo lo que pierde el corazón al sacudirme el barro de los pies

día a día la voy acostumbrando a no tener que copular siempre en el centro de la cama
a poder acariciarnos las manos sin las manos
a poder sonreír escondiendo el sabor a dudas

ya sabe dar los besos de buenas noches sin rabia
ya sabe serpentear por mi tripa sin confundir el miedo con el hambre

me sigue vendiendo esos malditos espejos que nublan la vista para ver mejor

y jugamos a adivinar cómo será el próximo azote del viento
mientras tocamos cada vértebray escuchamos los chasquidos

no queda otra que respirar

me lo agradece cada vez que nos vemos en la oscuridad
anida entre mis huesos

dormimos juntos
como siameses

28 mayo 2012

Barba cerrada y, en medio, un botón que machacar

Me he dado cuenta de que eres un verdadero gilipollas integral que no soporto.
Integral. Todo tú.
Que no soporto. Que me pones malo. Que no paro de parir argumentos para repugnarte.

Te recuerdo y me entran ganas de estamparte la cara contra la mesa.
Sigo conociendo cosas tuyas y no hago más que corroborar que eres un capullo y en tu casa lo deben de saber.
Porque eres muy capullo. Salta a la vista. Eres un grandísimo capullo, tanto que, si supieras lo capullo que eres, presumirías de ello.

No le demos más putas vueltas a esto

La sabiduría sólo se encuentra en gente sencilla, honesta y humilde. Tanto que se sienten que son todo lo contrario y no cesan en su empeño de mejorar.

Aquel que continuamente necesita sacar a la luz sus logros, es que se siente muy pobre.
Aquel que presume con seguridad de algo suyo, es un mono asustado sobre un palo en medio del mar.
Aquel que habla de sí mismo sin que le pregunten me repugna. Será su mente. Como su barba. Cerrada.

Dime lo que tienes ahora. Si sólo puedes hablar del pasado, es que eres un barba cerrada. Como tu mente. O al revés.

Todo lo que merece la pena en la vida es presente, y el presente jamás se tiene.
Hay que lucharlo. Ganárselo constantemente.

El presente es leve, se transforma continuamente, no se puede atrapar y si lo piensas, se escapa y tiene sentido en su sinsentido, en su paradoja.

Por eso escribo en Facebook, para decir que no escribamos más por el Facebook. Salgamos a la calle. Hagamos del mundo un buen sitio para vivir y morir.

No le demos más putas vueltas a esto.

La sabiduría

La sabiduría es simple, amable, espera a que llegue su momento y sin acaparar se comparte.
Duda con alegría, llora serena, ríe oportunamente.
Se enfada con humildad y sólo por tres cosas.
No quiere nada que no desee también para los demás. Se rodea sólo de lo que realmente necesita.
No corre más que el tiempo, no ocupa más que su espacio.
Sólo se ama y se abre.

Subseres

En la noche se escuchan
los sonidos de nuestro subser

Insoportable transcendencia del ser

Tengo tantos sueños
que no puedo dormir

24 mayo 2012

Público

Toda droga sonríe porque nunca estará sola

Bocanadas

Lo he decidido
ayer es tan mañana como hoy
aullidos de universos que creamos lejos del sol

mira la punta del cigarro cómo se enciende con la llama
dime cuándo ocurre
si es distinta a cada una de nuestras combustiones
dime qué fue de ese desafío que se lanza al frente tras cada calada
qué cara ponemos

admiro el humo que se marcha lejos
quemando cuentos de terror
sabiéndose parte de lo que deja
cenizas que dejarán de serlo cuando sean pisadas por cualquiera

Tirándome a dar

Ya sé tocar los días raros
a su ritmo
abriéndolos despacio
flotando
definiendo cada trozo
reconociendo que ya llegaron
familiares
como las sonrisas que desvelan los obsequios navideños
mis propios vicios a la hora de atarme los zapatos
mi forma de pactar cada uno de los lazos
subiendo el ritmo de cada final sin llegar al principio
como monedas que recorren los bolsillos de arriba a abajo
latiendo silenciosas
acelerando cada gota
hasta plantarse en el fondo de los pies

Apéndices

Maldita dulzura
amarilleas mi suelo
me haces sangrar sin reconocer heridas ni espinas
sin respetar mis abismos

23 mayo 2012

Pistas para reconocerse en mitad de una curva

la boca es el remedo de un horizonte ansiado
una línea soberanamente recta, plana y hastiada
paralela a un bordillo decorado con bocas de alcantarillas
y leves caídas convexas en sus extremos

el cuerpo no se mueve
no responde a sus necesidades primarias
se abandona a unos dedos que señalan los estigmas
en que se convierten los pasos, las ventanas, los días

en este reposo bañado en ricino
sólo hay una hoja que cae lentamente
en el interior de las paredes

03 mayo 2012

La camisa y el colador

Tengo tu camisa aquí.
No sé exactamente... ¿En mi memoria? ¿En mi mirada? Es un velo semitransparente que me estampa el mundo recién estrenado de esta mañana de jueves.

Me recuerda a chocolate con especias o quizás con insectos o con restos de siembra...
Y a una infusión Chai con leche y toda la sustancia sólida en la superficie, flotando, sin colar.

Sin colar.
Todo está ahí, en el mismo caldo, fluyendo torpemente, sin saborear, sin segregar. Ganas, sueños, intenciones, deseos, cualidades, oportunidades...

Quiero colar la realidad. Quedarme con lo que me gusta. Bebérmela yo a ella, no permitir que me ahogue.
Quiero cambiar esta rutina urbana, estas frenéticas autopistas de humo y datos, de atascos, de coches y pantallas sin objetivos, sin individualidad, sin conciencia de ida o de vuelta de algo.
Quiero un cambio sustancial, sospechar mi vida más allá de esto.

Quiero un colador.

27 abril 2012

Reloj


"Yo sigo por Sevilla haciendo mucho teatro..."

Uno cree que escribe a otra persona
uno cree que dice las cosas en sentido literal
y uno se escribe a sí mismo
y se cuenta los latidos de su reloj

24 abril 2012

Re mi fa sol la si do

Remover
Recolocar
Revolcar

Reventar

Reintentar
Reinventar
Reconducir

Reventar

Reinvertir
Reconocer
Renombrar

Reventar

Revivir
Resistir
Reconquistar

Recorrer hasta por fin
llegar al fin
O reventar

Remar
Reamar
Reparar
Regalar

¿Renunciar? Re-enunciar

Re mi fa sol la si do

23 abril 2012

Grabando mi nombre en una bala - 124


El arte es una mentira que nos acerca a la verdad.
Un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta.
[Pablo Picasso]

¿Quién es capaz de decir que hay una forma de hacer las cosas?
¿Quién tiene tal desfachatez y soberbia?
¿Quién puede empequeñecerse tanto con un convencimiento así?

Todo es mentira fuera de uno mismo.
Todo es verdad dentro de uno mismo.

Hay tantas verdades como personas.

El arte nos acerca a nosotros mismos.
Es un juego con nosotros.
Un encuentro con nuestras propias emociones canalizadas a través de expresión plástica, escénica, musical...

Porque esta es la hora y el mejor momento


No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

[Mario Benedetti]

10 abril 2012

03 abril 2012

Tan obvio...

Me río de las certezas
de las fórmulas
de los modelos
de las probabilidades
de los métodos

No hay una sola forma hacerlo
lo importante no es el resultado

La victoria es hacerlo
sintiendo
a mi manera

La derrota es no saber la manera
no sentirla

02 abril 2012

Artículo 1

No
ven
gas

te necesito

La clave

Hay que hacer lo posible y lo imposible
para que la esperanza no se extinga
ella es la clave de cualquier mañana
y hay que cuidarla como un salvavidas.

[Mario Benedetti]

¿Correr o volar?

... Y yo iba a escribir sobre los silencios que hablan con los dientes ensangrentados.

Sangre

por cada estímulo monto en alas de una imagen que me envuelve como un águila real por mí extinguida e imaginada sin ser verdaderamente ficticia ni siquiera escapa de toda duda su falsedad cuando revolotea más allá de mi córnea y aquella se me posa en un recuerdo enraizado en el instante anterior que parece presente radiante, blanco cegador en esta pantalla que provoca que me invada otra propuesta de aventura ácida y gruesa más que se complica al tragar en esta mente que no cesa de clavar emociones en mi corazón flotando en cada bocanada de aire que tomo a través de cada palabra que leo en la página de cada uno de los libros cuyo aroma dejo penetrar por cada sorbo que doy en este sueño que tengo cada noche que me abraza al despertar mientras mastico los bocados que recibo de cada una de nuestras conversaciones prometidas tras el beso y el abrazo recibido por la mirada dada con el consejo de esta maldita oportunidad que se escapa con cada letra de la palabra vida regalada que me acaricia y me quema el pelo mientras derrocho los latidos que ahorro de cada suspiro de belleza y de dolor que me abruman en la trinchera de mi almohada con sabor a rechazo sobre el que apoyé la victoria de la espalda de mi estómago violado por las derrotas de cada mujer y de cada hombre que estreché y bebí para navegar en mí

por cada segundo de mi cuerpo se abre una herida que me sangra todos los estímulos que se transforman en ideas como abejas atadas a los hilos que estrechan este nudo de corbata

La vida es una mierda, dijo una mosca.

En cada destello veo una mosca que no encuentra su mierda.

30 marzo 2012

Presente continuo

Circular y obvio
todo rueda

ya estoy creando motivos para mis próximas emociones
de felicidad y de pena
ya estoy creando todo lo que mi cuerpo necesita expulsar

Ya
me estoy oyendo llamarme
ya estoy emprendiendo la marcha
ya me estoy buscando
ya me estoy esperando
continuamente

29 marzo 2012

La potente impotencia

Es terriblemente doloroso y bello
sentir que por mucho que quiera
no necesito nada
no quiero nada
nada me sirve
todo se escapa
nada permanece
porque todo está ahora
porque vaya donde vaya
es aquí
en mí

28 marzo 2012

Bucle

[*] Uno sonríe y ríe y grita y gime y jadea y llora y tiembla y salta y se estremece
por tantos motivos dispares
lo mismo por un orgasmo que por felicidad que por miedo que por tristeza que por mala suerte
y después
uno se queda siempre igual: en calma, tranquilo

No hay que darle tanta importancia a las emociones

Uno crea y planifica y se preocupa y se ocupa y se postocupa y se amarga la vida
por tantos motivos dispares
lo mismo por un trabajo que se eterniza que por pagar el alquiler que por esperar una hora a tu pareja que por perder un avión en un atasco
y después
uno siempre llega a la misma conclusión: todo se soluciona de una forma u otra, se llega a un estado final, es inútil todo lo que la mente crea anticipándose a lo que va a ocurrir, nunca acierta

No hay que darle tanta importancia a los pensamientos

Uno se empeña en hacer mil cosas a la vez, deprisa, más deprisa, con ansiedad, con miedo al futuro, como si a uno se le fuese la vida por el desagüe, como si le persiguiera el reloj de la muerte
y cuando no puede más
y se para
se da cuenta de que en la calma, en lo sutil, en la sobriedad
en lo sencillo
se encuentra el sentido de cada latido
de cada bocanada de aire


uno, al final, se da cuenta
de lo simple y obvio que es todo en la vida
de la levedad omnipresente
de la permanente impermanencia de cada cosa
de cada sensación, de cada emoción, de cada pensamiento
de uno mismo

de que todo es tan bello
diáfano y obvio
que se clava en el pecho
terrible e insoportablemente
para el ego y la mente
que todo lo quiere racionalizar
darle mil vueltas
hacerlo complejo

no podemos
nos volvemos locos
caemos
y de nuevo a empezar
[*]

Cuentas

Uno, dos, tres
y para de contar

Esos son los motivos

Todo lo demás, es engaño

Mira

Todo es
terrible|mente
obvio

Tratemos, por lo menos, de engañarnos

Resumiendo
digamos que oscilamos
entre dicha y desdicha
casi como decir
entre el cielo y la tierra
aunque el cielo de ahora y el de siempre
se ausente sin aviso

las ideas se van volviendo sólidas
sensaciones primarias
palabras todavía en borrador
corazones que laten como máquinas
¿serán nuestros o de otros?
este llanto de invierno no es lo mismo
que el sudor del verano

el dolor es un precio / no sabemos
el costo inalcanzable de la sabiduría

pensamos y pensamos duramente
y una pasión extraña nos invade
cada vez más tenaz
pero más triste

resumiendo
no somos los que somos
ni menos los que fuimos
tenemos un desorden en el alma
pero vale la pena sostenerla
con las manos / los ojos / la memoria

tratemos por lo menos de engañarnos
como si el buen amor
fuera la vida.

[Mario Benedetti - Resumen]

Corazonador


El limonero cargado de primavera brilla al sol
el viento de la mañana congela
el cerebro busca los sueños perdidos
aquellas derrotas entre la bruma para rescatarlas con alcohol
el alma paciente enhebra el hilo y la aguja
acaricia sus alas rotas
y el corazón...

el corazón no puede soportar todo esto
cada día
apago uno, enciendo otro.

26 marzo 2012

Grabando mi nombre en una bala - 123


1.- Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso y contribuirás con él al desarrollo de la conciencia.
2.- Siente que eres libre de ser lo que eres, no permitas que nada ni nadie te etiquete, ni te imponga guiones que no se corresponden con tu autenticidad.
3.- Cada ancestro de tu árbol es un don que hay dentro de ti para ser usado a tu favor y al de toda la humanidad.
4.- Aprende a no pedir amor, sino a amar.
5.- Cree en los pequeños milagros de cada día y atiende a las coincidencias, en ellas hay mensajes ocultos que te guían en el correcto camino.
6.- Cada día, haz un acto generoso, un acto de bondad.
7.- Si en tu árbol genealógico hubo traumas, sánalos actuando.
8.- Déjate guiar por tu cuerpo, es sabio. Él te alertará de las situaciones de las que debas alejarte, sintiendo tensión y malestar. También te dirá cuando estás alineado con lo que eres, sintiendo relajación y bienestar.
9.- No contamines tu cuerpo con tóxicos, hábitos perjudiciales o una mala alimentación.
10.- En cuanto puedas, sé independiente. Cuanto antes, trabaja utilizando tu creatividad y realízate desarrollando tu vocación.
11.- Escribe un poema cada día.
12.- Busca y provoca situaciones que te hagan reír y hagan reír a los demás.
13.- Tiende a compartir, a colaborar, a ser solidario.
14.- Cuando tengas problemas, puedes analizarlos, puedes hablarlos, pero ten por seguro que hasta que no actúes no se producirá la transformación.
15.- Siente gratitud por todo lo que te regala el universo.
16.- Recuerda que nada en este plano de existencia perece, sino que se transforma.
17.- Aprende, investiga, observa, escucha, lee, estudia, conoce. Mantén siempre una actitud crítica, no te creas nada que no hayas experimentado por ti mismo.
18.- No te apegues a nada material. No consumas lo que no necesitas. Deshazte de lo viejo, de lo innecesario y de todo lo que no te alegre la vida, y deja espacio para que entre lo nuevo, lo útil y lo bello.
19.- Tampoco te apegues a ninguna creencia. Lo mismo que tu cuerpo se renueva constantemente, también lo deben hacer las ideas.
20.- Siembra cada día las semillas que te lleguen de dentro o de fuera. La semillas pueden ser palabras, caricias, belleza, acciones. Ellas son los gérmenes de más sabiduría, amor, la verdad, la belleza, el arte y la salud.
21.- Cuida con mimo el territorio que está más allá de tu cuerpo, tu casa, tu barrio, tu ciudad... el planeta y el universo.

[21 mensajes para transmitir a cada miembro de la siguiente generación - Carmen Sol]

18 marzo 2012

Soledades

Ellos tienen razón
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe
ah, pero si existiera con minúscula
sería semejante a nuestra breve
presoledad.

Después de la alegría viene la soledad
después de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad.

Ya sé que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo.

Sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan
y en es sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo.

Los datos objetivos son como sigue.

Hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos
claro que la soledad no viene sola.

Si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se verá un largo y compacto imposible
un sencillo respeto por terceros o cuartos
ese percance de ser buena gente.

Después de la alegría
después de la plenitud
después del amor
viene la soledad.

Conforme
pero
qué vendrá después
de la soledad.

A veces no me siento
tan solo
si imagino
mejor dicho si sé
que mas allá de mi soledad
y de la tuya
otra vez estas vos
aunque sea preguntándote a solas
que vendrá después
de la soledad.

[Mario Benedetti - Soledades]

17 marzo 2012

Suicidio fundamental

¿Nos arriesgamos a no querer vernos más?
¿Y a hundirnos en la pena?
¿Y a ignorarnos?
¿Y a que, incluso, podamos odiarnos?
¿Nos arriesgamos a una dolorosa derrota?

De acuerdo: amémonos.

Debate

¿Quién sabe amar?
Entregarlo todo
no pedir nada
y dar las gracias a lo que venga
¿Quién puede cometer acto tan egocéntrico?

Ven a mí

No te apresures
tengo tiempo

Sin salida

Siempre encuentro la manera de hacerlo

Lección de humildad

Hasta el gato
puede pegarme un bostezo

Trayectoria

Miro al gato desperezarse
y sonrío
a cualquier posibilidad futura

Tranquilidad

Estamos condenados a vivir
hasta que sea demasiado tarde

Certeza que se clava

Perder
es vencer al miedo

Sospecha 35

La esperanza es suicidarse
con ganas de vivir

No hay esperanza

Amar
es estar dispuesto
a perderlo
absolutamente todo

Las ganas tuyas, las ganas mías

Siempre hay escalones por subir, amigo.
Es una escalera sin fin la locura.



Ella entra, cierra la puerta tras de sí
y cruza el cuarto en diagonal,
parten dos escafandristas, en la penumbra,
rumbo al mundo abisal.
La piel florece, fosforece,
va dejando una estela de aurora boreal,
todo pasa muy lentamente en el mundo abisal.

Inmersión, inmersión,
cerremos las compuertas,
aventurémonos hacia las inciertas profundidades,
Inmersión, inmersión,
vayamos verticalmente a la deriva
dejando que el vértigo nos acaricie,
viendo alejarse allá arriba la superficie.
Inmersión, inmersión
bajar y bajar hacia las alturas
donde apenas dura la luz del día
donde reina una oscura sensación de algarabía,
las ganas tuyas, las ganas mías
la daga fría apretada entre los dientes,
la draga clarividente de la melancolía.

Extrañas criaturas resplandecientes,
tan lejos de lo común y lo corriente,
muestran los dientes en el mundo abisal.

Ella entra cierra la puerta tras de sí
y cruza el cuarto en diagonal
parten dos escafandristas en la penumbra
rumbo al mundo abisal

[Jorge Drexler - Mundo abisal]

Como a la vida misma

si te perdiera
amor
de tanto amor que perdería
ya no podría
tenerte más

Hermana duda

No tengas toda la vida tan clara
con demasiada luz te ciegas



No tengo a quién rezarle
pidiendo luz,
ando tanteando el espacio a ciegas

No me malinterpreten
no estoy quejándome,
soy jardinero de mis dilemas

Hermana duda,
pasarán los años,
cambiarán las modas,
vendrán otras guerras,
perderán los mismos
y ojalá que tú
sigas teniéndome a tiro,
pero esta noche,
hermana duda,
hermana duda,
dame un respiro.

No tengo a quién culpar
que no sea yo
con mi reguero de cabos sueltos

No me malinterpreten,
lo llevo bien,
o por lo menos hago el intento.

Hermana duda,
pasarán los discos,
subirán las aguas,
cambiarán las crisis,
pagarán los mismos
y ojalá que tú
sigas mordiendo mi lengua,
pero esta noche,
hermana duda,
hermana duda,
dame una tregua.

Hermana duda,
pasarán los años,
cambiarán las modas,
vendrán otras guerras,
perderán los mismos
y ojalá que tú
sigas teniéndome a tiro,
pero esta noche,
hermana duda,
sólo esta noche,
dame un respiro.

[Jorge Drexler - Hermana duda]

Sí. Gracias a ti.

poema yonki

No quiero número de teléfono
no lo necesito
esa no ha salido honesta
por qué te ríes?
que no
ven con mamá
para
por favor, para
muerde
no muerdas
el gato muerde a la mano
abrazo
de garrita
garita, mi cabo
toma ya
eso es un toma ya total
dirty dancing
le he acompañado con la barriga voladora
vola voladora
tengo la cabeza como un balón de nivea
y eso que significa?
azul
como los pitufos
que tengo la cabeza que se mueve lentamente
terminemos con una frase vital
la vida es como un gato
con la barriga llena no puedes volar

16 marzo 2012

15 marzo 2012

Hojas (V)

Un día me empeñé en cerrarlo todo bajo llave. Las cáscaras, el pelo, las uñas, el papel que había usado...
En una mano el hacha. En la otra, algodón.
Nunca se sabe cuando es el momento de cortar con todo y volar a ras de suelo.
En un cofre indescifrable.
Debajo de mi capucha.

Hojas (IV)

Lo que no le gustaba era aquello que sentía tan propio, tan adentro de sí y no podía ver ni coger ni estirar ni retorcer ni arrojar a la vía para que saltara en mil pedazos al paso del tren.

Como cortar los rayos que abrasan las sábanas y las sogas que ahorcan la almohada.

Ella lo hacía con sólo mirarlo.

Hojas (III)

Descapuchó el rotulador de tinta permanente.
Repasó con precisión la silueta en el papel. Cogió con cuidado el dibujo y lo puso ante sus ojos.
'Esta es mi mano', dijo con orgullo.

Pinchó el papel en su corcho, salió de la habitación, fue al taller y se la amputó.

Hojas (II)

Sssht, sssht, sssht, sssht,...
Mientras el barbero afilaba la navaja, siempre le preguntaba '¿Me cortas una oreja?'.
Iba a cortarse el pelo cada semana. Le gustaba llevar puesto siempre su sombrero italiano.

Hojas

Desde que comenzaron aquellos anuncios de Teletienda de cuchillos con nombres japoneses, adoro cortar y cómo se estimulan mis sentidos al realizar esos cortes tan limpios.

Con un buen tomate, por ejemplo. Duro, casi rojo, mediano. Lo coloco bajo mi mirada, sobre la tabla. Cojo el cuchillo de hoja de cerámica. Primero dos cortes precisos desde arriba, pasando por el centro de la pieza, trazando una cruz. Sssct. Sssct. Amo ese sonido: desliza suavemente por dentro y se interrumpe, seco, al contacto con la madera. Giro la mano sin soltar el tomate para finalizar con un corte en horizontal, paralelo a la superficie de apoyo. Suelto los dedos y caen, como una flor abriéndose, ocho hermosos trozos de rojo tierno y jugoso.

Después, lo mismo lo dejo ahí que lo tiro. Sólo como carne.

14 marzo 2012

El amor es simple



Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas
Lo mismo que un árbol que en tiempo de otoño se queda sin hojas.

Al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas
Esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida
Y entonces comprende como están de ausentes las cosas queridas

Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso
Que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo

Demórate aquí en la luz mayor de este mediodía
Donde encontrarás, con el pan al sol, la mesa tendida

Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso
Que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida

Demórate aquí en la luz mayor de este mediodía
Donde encontrarás, con el pan al sol, la mesa tendida

Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso
Que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo

Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida

[Canción de las cosas simples - Mercedes Sosa]

Mariana, creo que siempre me quedaré con tu versión. La luz, tu voz.
Así de simple, preciosa. Gracias ;)

25 febrero 2012

Guindas


Todo lo que puedo hacer
es acariciarte
un poquito menos que a mí

Cuántas veces
he huido de mí mismo
por amenaza suicida

Dentro de dos horas
se entregan
los próximos extraños del resto de mis días

Con calma


Se chupa todo el brazo
para limpiarse la cara
al compás
de la armónica de Bob Dylan

Salta en sueños junto a un fuego
duerme
con las manos encogidas

Mañana
seguirá inventando costas
y espumas de sol en toda clase de mares

Abre los ojos
con cada crujido de las palabras
con cada brillo de cada letra
con cada silencio que produce cada cerrojo de cada puerta abierta

No hay razón
para tanta ida y vuelta
en un mismo viaje

Al final
sólo se recuerda aquello que se hace

Eterno epitafio


Nada
absolutamente nada muere

Todo
realmente es todo
lo que empieza de nuevo

18 febrero 2012

07 febrero 2012

Siempre tú y otra


Ausente cuando presente
presente cuando ausente
siempre tú y otra...

[Alejandro Jodorowsky]

[Fotografía: Helmut Newton]

06 febrero 2012

El dónde es un pez secreto


Se puede partir de cualquier cosa, una caja de fósforos, un golpe de viento en el tejado, el estudio número 3 de Scriabin, un grito allá abajo en la calle, esa foto del Newsweek, el cuento del gato con botas, el riesgo está en eso, en que se puede partir de cualquier cosa pero después hay que llegar, no se sabe bien a qué pero llegar, llegar no se sabe bien a qué, y el riesgo está en que en una hora final descubras que caminaste volaste corriste reptaste quisiste esperaste luchaste y entonces, entre tus manos tendidas en el esfuerzo último, un premio literario o una mujer biliosa o un hombre lleno de departamentos y de caspa en vez del pez, en vez del pájaro, en vez de una respuesta con fragancia de helechos mojados, pelo crespo de un niño, hocico de cachorro o simplemente un sentimiento de reunión, de amigos en torno al fuego, de un tango que sin énfasis resume la suma de los actos, la pobre hermosa saga de ser hombre.

No hay discurso del método, hermano, todos los mapas mienten salvo el del corazón, pero donde está el norte en este corazón vuelto a los rumbos de la vida, dónde el oeste, dónde el sur. Dónde está el sur en este corazón golpeado por la muerte, debatiéndose entre perros de uniforme y horarios de oficina, entre amores de interregno y duelos despedidos por tarjeta, dónde está la autopista que lleve a un Katmandú sin cáñamo, a un Shangri-La sin pactos de renuncia, dónde está el sur libre de hienas, el viento de la costa libre de cenizas de uranio, de nada te valdrá mirar en torno, no hay dónde ahí afuera, apenas esos dóndes que te inventan con plexiglás y Guía Azul. El dónde es un pez secreto...

[...]

[Julio Cortázar - Después hay que llegar]

[Fotografía: Chema Madoz]




Por eso el día lunes arde como el petróleo


Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tripas moradas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
no quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos,
aterido, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.

Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

[Pablo Neruda - Walking around]

02 febrero 2012

Pulse [Aceptar]


La memoria está llena.
Cierre algunas aplicaciones e inténtelo de nuevo.

Yo tampoco


Nadie lo sabe
nadie

ni el río
ni la calle
ni el tiempo

ni el espía
ni el poder
ni el mendigo

ni el juez
ni el labriego
ni el papa

nadie lo sabe
nadie

yo tampoco

[Mario Benedetti - Nadie lo sabe]

28 enero 2012

Reposo


Pasa todo
de corto pasa el placer
lo amargo pasa de largo

Los adoquines se pulen a cada paso
los muros son testigos de cada arañazo

Una colección de manantiales
en los que recordar
quién es
al ego

Cuelgo mis zapatos en los pasos de cebra
me espero llegar en cada una de mis esquinas

Reposo mis relojes, mis ecos, mis posos
mis sonidos huecos y chirriantes
mis susurros
mis sonidos sordos

Nunca la digestión se hizo a puñetazos

27 enero 2012

Grito


La verdad
es que todo es mentira
incluso aquello que parece falso.

Lo sé
desde que invoco a mi Dios
para que rece por mí.

26 enero 2012

La noria del guardían


La atención usando la presidencia
cuadros que son fotos de periódicos en las pantallas

¿Qué hacer sin poder charlar para nada?

La boca sin lavar llena de fresas saladas
jauría de dedos arrugando el entrecejo de cada mirada

Balas y abejas rondando sublimes cofres con oxidados tesoros

¿Quién sabe a qué altura se encienden los relámpagos que encienden las platas?

Se clava mi lengua en cualquiera de las frutas maduras
me miro el cielo sembrado en otras tierras
y me quedan mucho más que piernas abiertas codificándome mis propias señales
y ombligos como déspotas espirales que sólo respiran si me tragan

No me caso con ninguna chaqueta si no me convencen sus botones

Para eso
tengo mis trajes de luces
mis ásperas astas
mis medias toneladas de afilado albero
y brindo
por la noria incesante de mi ciego guardián
y le doy la espalda, los muletazos y la estocada
y destilo de mis venas mi propio vino
y consumo sorbo a sorbo lo que era, lo que soy, lo que seré
exhausto
agarrado con ambas manos
al borde ajustado
de mi montera

25 enero 2012

Rapsodia


Masturbación
de imágenes propias

Nada
en el frigorífico salta y se me cuela por la boca

El gato
juega en la cocina con la pinza que se fue

La ventana
es la que maúlla

Duermes
quejándote del frío trasero
Lo lamento

Hoy
es menos que en la cabeza
¿Quién conoce a fondo un corazón?

Cierro los ojos
Blanco polar
Frío de congelador detrás de los párpados
sólo unas líneas en la esquina superior izquierda dan calor

La mano izquierda
satisface a la nariz

Los ojos
buscan la almohada

Se pierde la consciencia con el rayo verde

El tigre
cuidando la flor de la meceta
me mira y señala la puerta

Caigo de sueño
en la alfombra roja
sin tocar la tierra

Todo se envuelve en sospecha
la verdad es difusa delante de la pupila

Las lenguas ágiles
están nerviosas
ansiosas
no saben guardar saliva
ni silencio
vigilan
no se fían
están delante y detrás del aire

no están tranquilas

Son lenguas de primera fila

[Fotografía: James Christopher]

21 enero 2012

Lo único real es el hueco que queda en el papel

No hay que llorar porque las plantas crecen en tu balcón,
no hay que estar triste
si una vez más la rubia carrera de las nubes te reitera lo inmóvil,
ese permanecer en tanta fuga. Porque la nube estará ahí,
constante en su inconstancia cuando tú, cuando yo
-pero por qué nombrar el polvo y la ceniza.
Sí, nos equivocábamos creyendo que el paso por el día
era lo efímero, el agua que resbala por las hojas hasta hundirse en la tierra.

Sólo dura la efímero, esa estúpida planta que ignora la tortuga,
esa blanda tortuga que tantea en la eternidad con ojos huecos,
y el sonido sin música, la palabra sin canto, la cópula sin grito de agonía,
las torres del maíz, los ciegos montes.
Nosotros, maniatados a una conciencia que es el tiempo,
no nos movemos del terror y la delicia,
y sus verdugos delicadamente nos arrancan los párpados
para dejarnos ver sin tregua cómo crecen las plantas del balcón,
cómo corren las nubes al futuro.

¿Qué quiere decir esto? Nada, una taza de té.
No hay drama en el murmullo, y tú eres la silueta de papel
que las tijeras van salvando de lo informe: oh vanidad de creer
que se nace o se muere,
cuando lo único real es el hueco que queda en el papel,
el golem que nos sigue sollozando en sueños y en olvido.

[Julio Cortázar - A una mujer]

19 enero 2012

Llenos y vacíos


con las palabras colocadas bocarriba en el carrito del lavavajillas
con los silencios abrillantando las cucharas robadas de la cantina
con las mordazas doblando servilletas al fondo de la alacena
con las dudas engrasando los alimentos frescos de la nevera
con las certezas conservando el desagüe encima del fregadero
con el termostato programando las bisagras de la caja de herramientas
con el festival de máscaras en ventanas y puertas
con el batín blanco de médico a esta orilla de la primavera

Ruta 61


Mychael Danna, Murakami, Benedetti

Mi cansancio alisando los pliegues de la mesa
el corazón homenajeando a la gelatina
la cama y el gato resbalando por la escalera desde demasiado arriba
la humedad de la colilla encendiendo los restos de sopa
y las estrellas que se dibujan en mi escarchamiento
y el verde sabor de tu silencio rellenando los huecos

preparo la expedición
escalaré hasta la cumbre a buscar abrigo
a descansar de mí
a rescatar otro día

me siento fuera de todo
como si el mundo que busco
me esperase tras una ventana en un planeta que no existe

todavía

se gesta en mí

[Fotografía: Itou Kouichi]

Lo que es no es


El veneno para encontrar la luz.
La debilidad para sentir la fuerza.
La locura para sanar.
El error para conocer lo que se quiere.
El silencio para escuchar lo que digo.
El cuerpo para llegar al espíritu.
Frenar cada día para ir más rápido.
Darse cada vez menos para ser más.
Vaciarse para tenerlo todo.
Parar la mente para pensar mejor.
Recurrir a lo pequeño para crecer.
Recibir el dolor para sentir el amor.
Dar pasos en el vacío para salvarse.



[Radiohead - Bloom (live from the Basement)]

[Fotografía: Itou Kouichi]

17 enero 2012

¿Será que el hombre es eso?


¿Cómo compaginar
la aniquiladora
idea de la muerte
con este incontenible
afán de vida?

¿cómo acoplar el horror
ante la nada que vendrá
con la invasora alegría
del amor provisional
y verdadero?

¿cómo desactivar la lápida
con el sembradío?
¿la guadaña
con el clavel?

¿será que el hombre es eso?
¿esa batalla?

[Mario Benedetti - Esa batalla]

[Fotografía: Itou Kouichi]

16 enero 2012

Muy mañana, quizás, todavía


Te veo
te veo sin verte
te veo en otro ojos

te veo
y podría ser un comic

a través de esos ojos
en los que veo reflejados
muy pequeños y muy vivos los míos
yo te retrato, te boceto
te dibujo en distintas vistas
planos, posiciones y posturas

creo tu historia sin mí
la que sería la mía contigo
la nuestra sin nosotros
la que sienta mía y la viven otros
la que sería tuya conmigo
las mil caras posibles de una misma vida que empieza de mentira y nunca termina
una misma muerte en mil vidas distintas

primero a lápiz
después
con la delicadeza y la precisión de un cirujano
a tinta china
unas veces en blanco y negro
y según cómo me sienta
juegue acariciando rellenos
sintiendo el peso de los vacíos
el contorno afilado de las siluetas
con unos u otros colores

te veo
sin verte
entro en un mundo onírico
de mil palabras y latidos
que serán si ya son
tal vez si ya fueron

eco sereno

te veo
en cien imágenes
de capítulos de predicción meteorológica
tras las noticias del día

ayer fue
ayer te vi
ayer te vi en nuestra naturaleza de copas agitadas

te veo
y ni siquiera tú sabes quién eres
eres tú en tantos ojos
estoy hablando de ti sin dejar de estar en mí
para no dejar de ser lo que fui
lo que soy
lo que quiero ser sin dejar de verte

no
no eres tú
la persona que lees esto
eres tú
la que nace y crece
la que vive y morirá algún día
conmigo o sin mí
la se revuelca
de alegría y de dolor
dentro de mí
en la garganta de la barriga de mi imaginación

Mañana
mucho más cerca de lo que es mañana
muy mañana, quizás, todavía
con ganas
sintiéndolo mucho
para verte me llamaré
sintiéndolo demasiado
te llamaré para verme

[Fotografía: Helmut Newton]