22 septiembre 2011

Un, dos, tres, cuatro y cinco


Un instante: siempre este
dos personas: tú y yo
tres son los indispensables: planeta tierra, estrella sol y satélite luna
cuatro las letras que embellecen: amor
cinco los sentidos abiertos sobre el tablero de juego

Quiero seguir encendiendo los altavoces que inundan con el amor y el arte
mover su viento con mi lengua, sumergirme en el jugo de su belleza
acariciarnos como animales, pesar mi debilidad como ser humano
sentirme sano: consciente y soñador, fuerte y vulnerable
volcarme en los demás, entregar, recibir y darme, mimar mi ombligo
masticar la gula, la vanidad, el orgullo, la avaricia, la pereza...
notar cómo el miedo, la ira y la lujuria me sacan de paseo de la mano
creer en esto, juntar colores, reunir palabras, promover momentos bellos, columpiarte
curarnos juntos, reír y sernos, sentirnos, nutrirnos, hacer volar lo estable
expresarme, celebrar el encuentro, pegar un salto, crecer y divertirme contigo

Un, dos, tres, cuatro y cinco
movimiento y crecimiento con el tiempo

Esto os lo dedico a vosotras y a vosotros.
Sabréis quienes sois porque al leer esto vuestro gesto habrá sonreído.

2 comentarios:

mafalda dijo...

Me estoy columpiando en mi sonrisa... eso es que yo soy una de las que tiene que agradecerte la dedicatoria, no?

Uno, dos, tres, cuatro y cinco besos... para tí.

Víctor Mar dijo...

;)