16 junio 2011

EL SER HUMANO QUIERE UNA VIDA REAL YA!! Y PARA TODOS!!



¿Cómo derrotar al capitalismo que lo maneja todo? [gobiernos, bancos, fuerzas de seguridad, medios de comunicación, cultura del consumo y del ocio, industria armamentística, publicidad...] LA ÚNICA FORMA ES SALIR DE ÉL.

¿Cómo derrotar al capitalismo que sólo crea una sociedad totalmente deshumanizada?

El capitalismo se alimenta de nosotros. Su preocupación es que nosotros consumamos y consumamos sin parar, sin pensar, cuanto más rápido mejor. El capitalismo se alimenta de nosotros. ¿Cómo derrotar a algo tan poderoso que lo gobierna absolutamente TODO? En realidad es muy fácil. Saliendo de él.

Y tiene todo el sentido porque salir de él supone volver a la naturaleza, salir de la deshumanización de la que estamos totalmente absorbidos. La única manera de escapar de las garras de este inmenso monstruo es no entrar en su juego. El hombre debe volver a la naturaleza, abandonar tanta artificialidad que lo desarraiga. Es la única forma de derrotar a banqueros, políticos corruptos, industria farmacéutica, armamentística, directrices de consumo salvajes y deshumanizadas.

Al ser humano lo noto harto de estar harto. Lo siento vacío de valores. Y eso ¿Cómo es posible? ¿Cómo se siente así si va a la moda en todo, si consume todo lo que le dicen los medios de comunicación? ¡Si lo sigue todo a raja tabla! Se supone que debería de ser muy feliz. Felicísimo. ¡Felicérrimo! Y no lo es porque no está lleno de lo que un ser vivo necesita.

Esta sociedad no le motiva a hacer cosas bellas y creativas por uno mismo ni por los demás. Esta sociedad antepone el dinero a cualquier otra cosa en la vida. Y eso corrompe lo más preciado que tenemos: el alma. Así, nuestras emociones, nuestro corazón están cada vez más atrofiados y la mente se estanca en persamientos inútiles que sólo generan la envidia, la ira, la gula, la lujuria, la avaricia... Hay poca salud. La enfermedad espiritual del hombre están cada vez más a flor de piel. No hay ningún atisbo de amor en el consumista paradigmático. Las directrices que recibe del capitalismo no inculcan eso.

Tendrán que pasar décadas, serán nuestros nietos, biznietos o tataranietos los que finalmente venzan al capitalismo saliendo de él, acudiendo a la madre naturaleza, a las raíces, a los valores que lo igualan a cualquier otro ser vivo: respeto a la naturaleza, equilibrio con el entorno, compañerismo y cooperación con los congéneres, satisfacción de las necesidades primarias como animales que somos y creación de belleza como corresponde a la raza humana. La raíz de la naturaleza es el amor. Ningún animal mata por matar, ni destroza el medio natural en el que vive, está en armonía con él.

El hombre actual está tan deshumanizado, está tan rodeado de artificios que se está alejando de sus raíces más poderosas, de su energía que lo ancla a la vida, a la tierra que no es otra que la animal y el animal se mueve con el corazón, con el instinto, no tiene más metas que el presente. La raíz del hombre está ahí. Está desarraigado de su centro esencial. Por eso está perdido. Comete atrocidades con sus propios congéneres por conseguir bienes materiales. Algo totalmente antinatural. Todo ser vivo rige su vida por sus dos energías más potentes que son las que hacen que perdure la especie: el instinto de supervivencia y el instinto de reproducción.

El hombre ha desarrollado muy deficitariamente su cerebro ya que se rige por el miedo. Todo lo que desconoce le da miedo. El futuro le da miedo. Por eso desarrolla la avaricia: acumular y acumular bienes materiales, armas, poder... y se defiende con aquello de 'miro por el bien de mi familia. Mi instinto de superviviencia que me protege a mí y a los míos'. Y se aleja del presente porque vive en el futuro, que desconoce. Y lo que no conoce le aterra y de ahí que desarrolle ese miedo. Igual que la xenofobia, la homofobia... que no son más que la reacción del miedo a lo desconocido. El impulso es de protegerse en lugar de conocer. Cuando es al revés: es el conocimiento el gran poder del ser humano. Conocer otras especies, otros lugares, otras razas, otras costumbres, otras opiniones, para saber qué queremos, saber donde estamos, cómo queremos operar en cada momento...

La forma de derrotar al capitalismo sería conseguir que los que tienen el poder recapacitaran y pensaran que es verdad, coño, que se han pasado 3 pueblos y que, bueno, que los perdonemos, que van a poner de fruta madre el planeta... Van a poner en pie todo lo que han tirado.

Imagínate lo que es eso: que las 1000 personas que tienen todo el poder del planeta, recalco: TODO EL PUTO PODER, recapaciten y se digan entre ellos 'joder, tíos. Estos españoles con esto de la Spanish revolution es que, coño, tienen razón. Sólo piden que exista el bien común. Ayyy, qué malos hemos sido todos estas décadas, eh? Siempre nos hemos estado aprovechando del planeta entero: exprimiendo a los animales, a los recursos naturales y a los demás seres humanos sólo para tener más y más y más y más... y más poder... Sin límite de gula y avaricia y lujuria y... Joder! Ya está bien, no? Devolvamos todo lo que tenemos a toda la población mundial y regeneremos todo: países pobres, hambre, salud, contaminación... No juguemos más con los demás seres vivos...'

¿Realmente creéis que va a ocurrir eso? Yo sé que el capitalismo un día será derrotado, porque nada en la historia se mantiene por siempre... Y creo que la tendencia que tiene más fuerza en los acontecimientos es que el hombre, harto de sentirse vacío en una sociedad tan desalmada y alejada de sus valores humanos, vuelva a la madre naturaleza. Tanta artificialidad, tanta virtualidad ha saturado al ser humano y... en el año... 2050... o 2070 la gente abandone la ciudad y deseche aquello que no le conecte con la naturaleza.

Bueno, después de esto nada mejor que mandaros un abrazo inmenso a todos.

[Pintura: 'La danza' de Matisse]

2 comentarios:

Océano Mar dijo...

Víctor... Víctor...te leo (tras la song...) te leo y la dispersión es brutal, querría decir tantas cosas, e incluso contrarias unas a otras, etoy dividida entre la esperanza y lo evidente, siempre he vivido dividida entre ambas cosas sin poder deshacerme de ninguna de ellas. Aprovecho y te pongo la transcripción de la que te he hablado que creo, viene, como dedo a salva sea la parte, y agarrándome a tu pregunta última, por tener un hilo y no perderme...

Es un diálogo entre dos agentes tras un caso, Owen H. iba a ser la última víctima de una serie de asesinatos, Rick B. el asesino, un hombre convertido en máquina, un hombre de metal que deseaba vengarse por lo que le habían hecho en la guerra y tras unos experimentos en una súper multinacional que investigaba un metal capaz de autorecomponerse tras destruirse, había muerto por estas causas y vuelto a la vida como un ser "no humano", de metal:

- ... Tenía intención de matar a ese hombre pero algo le contuvo, no?
- Por lo visto Owen H. suplicó compasión, puede que eso le salvara. Su agresor le soltó y pudo huir.
- No tiene sentido, Rick B. era un asesino astuto que buscaba a quién culpar, por qué se detuvo?
- Donde quiera que Rick B. se haya ido se ha llevado la respuesta con él pero puedo decirle por qué vino en busca de Owen H...(aquí cuenta los motivos que no vienen al caso).
- Si Owen H. era la persona a la que hacía responsable por qué le perdonó la vida?
- (...) quien quiera que asesinara a estas personas era un monstruo, una máquina.
- ¿Una máquina? Una máquina no sabe lo que es la culpa.
- NI la compasión. A no ser que lo que empujó a Rick B. a matar sea también lo que salvó a este hombre: un atisbo de humanidad.

Ahora nos quedamos con las últimas frases: "Una máquina no sabe lo que es la culpa.
- NI la compasión. A no ser que lo que empujó a Rick B. a matar sea también lo que salvó a este hombre: un atisbo de humanidad". Me encantó, ¿por qué? resume muy bien a mi parecer la condición humana, tanto la compasión como la crueldad son rasgos igualmente humanos que nos definen, y las circunstancias nos hacen cometer los unos o los otros... En esencia, opino que eso es el hombre, capaz de lo mejor, capaz de lo peor, y así somos todos.

Lo que escribes acá es mi "esperanza", esto que te cuento lo "evidente". Como dije hace poco luchamos por cambiar un sistema, pero ese sistema no es "un ente que flota", está construido por seres humanos como nosotros, hechos del mismo material. Si como bien dices el ser humano no cambia, jamás cambiará el sistema, salirse es la única posibilidad (pienso exactamente lo mismo) pero una vez fuera seguiremos estando compuestos de las mismas posibilidades de crueldad y compasión que estando dentro.

Y ya no sé si cambiar eso, depende de nuestra alma, de nuestro corazón, de nuestro cerebro... o de la naturaleza... y en ese caso no está ni siquiera en nuestras manos. eso me dice lo "evidente", pero no perderé la "esperanza".

Un abrazo inmenso bello ser de luz, amigo, mi amigo :)))

Víctor dijo...

Sí... Yo también soy consciente de lo que dices: el hombre siempre ha sido cruel, siempre el poder ha sido un explotador del pueblo, y el pueblo siempre ha resurgido para volver a caer en manos del mismo poder con distinto disfraz...
Soy conscientes de ambas caras, la más cruel y la más bella, que tiene el hombre cuando vive en sociedad. Es mi carácter el que me hace desequilibrar la balanza hacia este lado.

El dolor llueve demasiado fuerte ahora.

Un placer inmenso ser amigo tuyo, Mar...
Puro Mar...
cuánta belleza guardas
cuánta belleza expresas