29 mayo 2011

Nada psicopático



te observo, belleza
me sumerjo en ti, me empapo
me esponjo en tu pureza
siento la punzada de tu peso

me cuelgo en ti
consciente de mi dependencia
lo acepto
permito que escuezas

me entrego de frente a tu frente
me acoges, me nutres y después me demueles

eres un hilo de voz afilada y limpia
que taladras
como si todos mis poros fueran oídos
desde que tu timbre empieza
siempre llegas a mis centros
siempre eres extrema

eres aliento caliente
me decapas hasta los huesos
disuelves mis impurezas
abres mi pecho y escarbas
buscas y encuentras
a mis vírgenes violas
cuando están hambrientas
las rozas y las quemas
las desangras pieza a pieza

me rindo
exhausto, impotente
callada e inmóvil
mi presencia

belleza
tan limpia y pura
que dueles
y amo

como a ti, sol que quiero observar y no puedo
tus rayos certeros
siembran en mi mirada fugaces luceros
verdes, naranjas, violetas
que de tu luz son huella basta, remedo

como a ti, agua que quiero abrazar y te escapas
burlando a mis brazos y a mis manos
como a campos vacíos llenos de agujeros
que nada contienen ni atrapan

como a ti, viento que quiero cabalgar y no agarro
escurres los impulsos que te lanzo
los haces bajos, tardíos, pesados
lentos como gigantes de barro

como a ti, horizonte que quiero alcanzar y no llego
aniquilas mis pasos bajo mis pies
escondes mapas, caminos, piedras, polvo
todo avance es para luego

como a ti
que tu cuerpo es agua
tu imagen sol
y tus caderas ya son viento

como a mí
por eso anduve y ando
y para continuar caminando
me transformo en el horizonte
te integro
fenómeno natural, accidente geográfico
lo que quiero ser
sin dejar de ser

nada psicopático

4 comentarios:

mafalda dijo...

tus Palabras son bellas, me sumerjo en Ellas, me empapo de Ellas....

eres extremo

Víctor dijo...

dulcemente dura siento la belleza cuando es extrema

dura y extrema como mis raíces

blancas y negras bajo un manto verde

Un abrazo, Mafalda

mafalda dijo...

me gusta la canción en su conjunto pero ahora, en este instante, en este TU poema, me paro en su final:

... reivindico el espejismo
de intentar ser uno mismo
ese viaje hacia la nada
que consiste en la certeza
de encontrar en tu mirada
LA BELLEZA...
LA BELLEZA...
(L. E. Aute)

Han sonado en mi cabeza mientras me bañaba en tus Palabras, otra vez.

Víctor dijo...

Qué bonitos versos los de Aute y qué grato que los míos te emocionen y te evoquen cosas tan bellas!

Un abrazo enorme, amiga.